viernes, 13 de abril de 2012

Piezodorus guildinii CHINCHI VERDE - PLAGA DEL CULTIVO DE SOYA

Piezodorus guildinii.

Morfología e identificación:

Adulto de 8 a 10 mm de largo, tegumento verde claro con reflejos blancos que tiende al amarillo al final de su vida. Cabeza pequeña y triangular con antenas verdosas. Pronoto con una banda horizontal de color pardo-rojizo en el margen posterior. Hemiélitros con membranas incoloras y corion con una pequeña mancha negra; patas verdes. Los huevos tienen forma de barril, miden 0,8 mm de alto por 0,5 de diámetro. Son de color gris oscuro casi negro con una banda central y transversal blanquecina. Las ninfas de primer estadio miden aproximadamente un milímetro de largo y son de color negro en la parte anterior del dorso, mientras que la parte posterior es de color rojizo. A partir del tercer estadio comienzan a alimentarse intensamente y a dispersarse, se reconocen por su coloración verdosa y una secuencia característica de manchas rojas y negras en el dorso del abdomen y dos rayas negras en el tórax. Las ninfas de quinto estadio se pueden reconocer por la presencia de tecas alares, alcanzan un tamaño de 8 mm.
Distribución:

Centro y Sudamérica, Africa Occidental
Hospederos:

Alfalfa, arroz, lotus, maíz, pimiento, poroto, soja, tomate, trébol blanco
Importancia económica:

Es la principal chinche que ataca los cultivos de leguminosas. Fundamentalmente en los semilleros de forrajeras y soja. Durante el proceso de alimentación, estas chinches introducen el aparato bucal en el interior de las semillas, succionan el contenido y alteran sus características. La intensidad del daño depende de la población y de la etapa de desarrollo en que se encuentre el cultivo. En el caso de ataques intensos en los períodos de formación de vainas y llenado de grano, la producción y calidad de los mismos pueden resultar afectadas. La reducción en la producción se puede deber al aborto de flores o al vaneo de las vainas y a la no-formación del grano así como a la diminución de su peso. En lo que se refiere a la calidad se debe considerar la pérdida de poder germinativo y del vigor de las semillas, así como también en el caso de soja la alteración en el contenido de aceite y proteína. Además del daño mecánico y directo, también pueden actuar como vectores de enfermedades transmitiendo hongos a la semilla. Existe otro tipo de daño que ha sido observado en soja que es lo que se llama retención foliar o "soja loca" en la que a pesar de que las vainas están maduras, las hojas no se desprenden de la planta dificultando la cosecha mecánica.



No hay comentarios:

Publicar un comentario