martes, 6 de octubre de 2015



Se extiende el uso de bioplaguicidas


El inicio del proceso en el laboratorio de PROBIOMA para la obtención de los microorganismos que serán colocados en bandejas para su incubación.

-----------------------------------------------------------------------------------------
Eulalio Grimaldes J. (EL DEBER RURAL)


Uno de los problemas de la agricultura tiene que ver con las pérdidas considerables que genera el ataque de plagas a los sembradíos. Por eso, se ha desarrollado una serie de soluciones como los insecticidas químicos. No obstante, su uso indiscriminado ha generado contaminación del ecosistema. A raíz de esto se han desarrollado los bioinsecticidas o biopesticidas, una alternativa amigable con el medioambiente. 

En los últimos 17 años se han fumigado con pesticidas orgánicos en todo el país un total de 391.074 hectáreas. Durante ese mismo periodo se sustituyeron 262.555 litros de agroquímicos (ver infografía). 

En 1998 se fumigaron 318 hectáreas y en 2014 se dio el salto hasta llegar a las 63.979 hectáreas. 

Los bioinsecticidas tienen distintos orígenes, y entre los principales están el microbiano y el bioquímico. 

Su utilización tiene grandes beneficios para el mundo en general, ya que poseen una nula o mínima toxicidad para todos los seres vivos y la tierra, manteniendo su efectividad en el combate de las plagas. 

Laboratorio 

Desde hace más de 20 años PROBIOMA realiza investigaciones para desarrollar una opción para los plaguicidas químicos y ha logrado importantes avances en este segmento, elaborando productos certificados para la utilización en cultivos, según asegura su director, Miguel Ángel Crespo. 

“A mediados de los 90 había poca investigación sobre los plaguicidas orgánicos, solo algunas tesis universitarias y estudios menores, por eso nos animamos a encarar esta empresa y empezamos casi desde cero”, señala Crespo, que se muestra satisfecho con lo alcanzado hasta ahora. 

El director de PROBIOMA indica que en el mercado nacional no habían los implementos necesarios para armar un laboratorio específico. No obstante, para consolidar el proyecto tuvieron que encargar a empresas de metalmecánica y de plásticos, que les fabriquen varias piezas. “Tuvimos que inventar algunos equipos que hasta hoy seguimos utilizando”, agrega Crespo, que asegura que los precios de los biopesticidas son un 5% o 10% más que el de los químicos, pero que al final el beneficio es mayor. 

Productos 

Actualmente PROBIOMA tiene pesticidas orgánicos para diferentes cultivos. PROBIOMET, es un controlador biológico de plagas agrícolas certificado, producido a base de un hongo entomopatógeno que es enemigo natural de plagas que pertenecen al orden de los coleópteros, lepidópteros y hemípteros. Es uno de los productos estrella del laboratorio. 

Se utilizan 100 gramos de probiomet, que cuestan Bs 120, por hectárea para controlar plagas como la anticarsia, salivazo, cigarrita y el gusano cogollero, en cultivos de hortalizas, cítricos, soya, maíz, frejol, frutales, papa, trigo, sésamo, quinua, pastos, ají, tomate, girasol, arroz, caña de azúcar y algodón. 

El TRICODAMP es un producto a base del hongo trichoderma spp, antagonista natural de hongos fitopatógenos, especialista en el control de enfermedades en el suelo. 

Es también un biorremediador ya que degrada agentes tóxicos y desechos peligrosos. 

El PROBIOBASS es un producto a base de un hongo entomapatógeno que controla diversas plagas como ser: chinches, picudos, brocas, gorgojos, escarabajos, gusanos, etc. 

En el laboratorio también se produce el BIOGAL, un abono foliar orgánico elaborado a base de gallinaza, estiércol, melaza, leche, chacahuano y otros ingredientes que tienen todos los macro y micronutrientes esenciales para una buena producción, con resultados superiores a los abonos químicos. 

Experiencias 

Erick Belmonte, un productor de sorgo y soya, asegura que los bioinsecticidas son efectivos pero que no los utiliza debido a su costo. “Hace años eran más caros que los insecticidas químicos. Solo los utilizo para cultivar lechuga a pequeña escala”. 


Por su parte, Jean Carlo Landívar señala que utiliza insectos en sus cultivos. “Hay actualmente una ola ecológica que debemos acrecentar para que obtengamos alimentos más saludables”.


http://www.eldeber.com.bo/especiales/extiende-bioplaguicidas.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario