jueves, 11 de agosto de 2011

El DEFENSOR DE LA MADRE TIERRA DESTRUYE LOS RECURSOS NATURALES EN BOLIVIA



Como nunca antes se ha visto en ningún gobierno anterior, el Gobierno del MAS ha tomado la tarea de entregar a las trasnacionales y destruir los recursos naturales de la Madre Tierra que tanto dice defender con la demagogia del “Vivir Bien”.
El caso de la inminente destrucción del TIPNIS no es más que un ejemplo de los muchos que existen para demostrar como el actual gobierno no tiene más interés que seguir con el enfoque de “desarrollo” basado en el extractivismo. Para ello existen varios ejemplos:
1º Entrega de más de 80.000 Has. de concesiones mineras a empresas transnacionales para la explotación minera en la chiquitania, todas ellas dentro de Áreas Protegidas y en su área de influencia.
2º Entrega de los yacimientos del Mutún a la empresa transnacional Jindal Steel Bolivia sin la realización de un Estudio Ambiental Estratégico. Es más, aprobó su licencia ambiental a pesar de que el viceministerio de medio ambiente le hizo más de 40 observaciones a su Estudio de Impacto Ambiental.
3º Permite el transporte de minerales de hierro por el radio urbano de Puerto Quijarro sin un Estudio de Impacto Ambiental y peor aún, sin Licencias Ambientales.
4º Permite la destrucción del 80% de la Reserva Forestal del Chore por los avasallamientos de colonos para explotar madrera y cultivar coca.
5º Permite el avasallamiento de los Parques Amboró, Noel Kempff, Tucavaca, y otros más.
6º Incremento de más del 400% en el uso de agroquímicos, mediante las compras que realizan las empresas estatales.
7º Incremento del uso de transgénicos ahora legalizados por la Ley de Revolución Productiva de un 40 a un 85%
Ahora le toco el turno al TIPNIS (Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure), donde el gobierno se empecina en construir la carretera por medio del Territorio destruyendo más de medio millón de árboles que ayudan al secuestro de más de 20 millones de toneladas de dióxido de carbono. Si el Gobierno realmente quisiera contribuir a la defensa de la madre tierra y al respeto de los Territorios Indígenas, debería construir la carretera haciendo un desvío sin afectar al TIPNIS.
Para la construcción de esta carretera no se ha realizado un Estudio Ambiental Estratégico de toda la carretera, que era lo que correspondía en este caso, y no así Estudios de Evaluación de Impacto Ambiental por tramos que minimizan los impactos reales y su magnitud.
Para un proyecto de esta magnitud se debe establecer un proceso de consulta previa y de análisis de dichos estudios por los actores involucrados, tal como le establece la Constitución Política del Estado. Nada de ello se realizó. Es mas solo se tiene como respuesta la soberbia de un gobierno que se ha desenmascarado en su discurso falso de defensor de la Madre Tierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario